viernes, 12 de octubre de 2007

La Ley de Memoria Histórica: Una estafa innecesaria y peligrosa

Leo aquí un análisis bastante certero en el que se exponen los verdaderos objetivos de esta Ley:

1) Busca lavar el pasado de las formaciones que ahora apoyan a ZP: La
Ezquerra Republicana que, junto al PSOE, dio un golpe de Estado de
1934 y fue responsable de miles de asesinatos; el PNV que traicionó
al Frente Popular en Santoña pactando con los fascistas italianos; el
mismo PSOE responsable también de la muerte y tortura de miles de
inocentes; o el Partido Comunista que no solo asesinó a los de la
derecha sino también a los de la izquierda como el POUM. Todos ellos
emergerán de esta Ley como impolutos defensores de una democracia que
aniquilaron. Todo ello sin contar el silencio sobre la persecución
religiosa o sobre las matanzas en masa como la de Paracuellos.

2) Busca legitimar a la ETA, transmutando a los terroristas en
luchadores antifranquistas.

3) Busca ensuciar la imagen del único partido que no participó en la
guerra, el Partido Popular, asociándolo con el franquismo mediante el
recurso de identificar ese régimen con la mera negación de la versión
frentepopulista del período.

4) Busca crear nuevos pesebres para satisfacer la rapiña de los
amigos del poder.

5) Busca dividir de nuevo a la sociedad española, deslegitimando a
los que no voten opciones de izquierda o nacionalistas. Y lanza una
carga de profundidad contra la Monarquía conectándola directamente
con el execrado franquismo.

4 comentarios:

  1. Quizás piensen que como Carrillo ya está muy viejo, no le juzgarán por Paracuellos. Porque puestos a remover el pasado...

    ResponderEliminar
  2. La placa (de memoria) escondida


    Este Gobierno es un virtuoso del tippex. Recuérdese cuando Caldera 'arregló' un documento de Salvamento Marítimo para culpar al PP del hundimiento del 'Prestige'. La cuestión de la Memoria Histórica ha permitido descubrir que el presidente del Gobierno ocultó una placa 'franquista', superponiéndole otra convenientemente maquillada. A falta de conocer el ominoso texto de la placa sobreescrita, El Pais hace una aproximación explicativa:

    En la antigua, se hacía referencia a que el edificio fue destruido durante la Guerra Civil y el Caudillo lo reconstruyó en los años 40. En la nueva, que está colocada encima de la vieja, sólo se hace mención a la fecha en la que se restauró el palacio.

    La misma informacióm da cuenta del callejero ominoso. Entre todos los nombres, salta uno a la vista: "Mártires de Paracuellos". He aquí un buen caso para la memoria. Los grupos parlamentarios deberían haber negociado el tema. Quizá sustituir el nombre por una terminología más compartible: Víctimas de Paracuellos, por ejemplo.

    Pues no. Es el concepto es lo que importa, así que, ya puestos, lo coherente con el espírito que anima esta Ley sería cambiarle el nombre por "Calle de Carrillo Solares y Serrano Poncela".

    Estaba ya escrito en este blog el pasado 1 de abril: se trata de que la izquierda gane la guerra civil con efectos retroactivos. Deberían sobreescribir el último parte de guerra del general golpista:

    "En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército faccioso, han alcanzado las tropas republicanas sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado."

    http://santiagonzalez.blogspot.com/2007/10/la-venda-preventiva-lo-largo-del-da-de.html

    ResponderEliminar
  3. "Busca legitimar a la ETA"

    Ni de coña. ¿Dónde se menciona a ETA en la ley? Esto es un invento.

    "Busca ensuciar la imagen del único partido que no participó en la guerra"

    Porque entonces no existía. De perogrullo. Pero su fundador fue, precisamente, un ministro de Franco. La vinculación es, por tanto, obvia.

    "nuevos pesebres para satisfacer la rapiña de los amigos del poder"

    Afirmación gratuíta.

    "Busca dividir de nuevo a la sociedad española"

    Todo lo contrario. Busca cerrar la herida. Se juzgó y condenó y procesó a mucha gente inocente. Ahora sabemos que eran inocentes. Es lógico que el hijo de un condenado injustamente exija que se diga que su padre era inocente, y que todos lo admitamos.

    También es lógico que se tumben todas las estatuas del dictador, como se tumbó la de Stalin, Saddam o cualquier otro. Que desaparezca todo símbolo, como desaparecieron las esvásticas de Alemania.

    Iba siendo hora.

    ResponderEliminar