martes, 13 de noviembre de 2007

Un Homage to Catalonia con sabor ruso

Leo hoy, en la sección Cartas al Director del diario El Economista, la siguiente carta, remitida por Tatiana Fedotova:

Me llamo Tatiana, soy ciudadana rusa, llevo 14 años en España. Desde hace tiempo me siento como en el hogar de mi juventud. Como en la URSS, quiero decir. Los trenes catalanes, por ejemplo, ya han alcanzado el nivel soviético. La Cuba de Castro es nuestra mejor amiga. Casi todas las películas van de héroes comunistas de los años 30. Inspectores amenazan con cerrar colegios cristianos (Loreto-Abat Oliba en Barcelona). Hay una asignatura de valores diseñada por el Partido para todos los niños. Y Amnistía Internacional suspende al país en derechos humanos. Ya lo he vivido antes: Fue en la URSS. Por cierto: empiezan con los cristianos, pero sugiero que se vayan preparando los anarquistas y los mencheviques...

3 comentarios:

  1. Si home si, está ben. E qué? Paparruchas da Fedochova e o teu Santos xa nin ten nome. E qué?

    ResponderEliminar