lunes, 30 de junio de 2008

Desde Aranjuez II - Fernando Savater: la tolerancia religiosa tiene límites

Al mediodía Fernando Savater ha iniciado su conferencia con una afirmación provocadora para algunos bienpenseantes buenistas: solo hay una civilización. Y a esa civilización acuden, por medio de la inmigración, personas de diversas culturas. La Alianza de Civilizaciones no puede darse, porque la civilización es única. Y de esas culturas que portan los inmigrantes unas son compatibles con la democracia, y otras no. Y estas últimas no deben ser respetadas. La neutralidad del Estado no puede significar nunca indiferencia, y tiene la responsabilidad de perseguir y prohibir las culturas contrarias al Estado de Derecho. Porque el derecho a la diversidad no puede ser sustituido por una diversidad de derechos, comentario en relación a las tentaciones legisladoras de determinadas culturas o religiones.

Las religiones no son susceptibles de comprobaciones científicas, y, según Popper, si hay una teoría que lo explica todo (como es el caso de las religiones) y no puede ser desmentida, es falsa. Cualquier ciudadano ha de sentirse libre para decir que las religiones son falsas. En su opinión, solo las normas de cortesía pueden llevarnos a no mostrarnos hirientes con las creencias religiosas, nunca el código penal. El famoso asunto de las caricaturas de Mahoma no estaba en relación con la libertad de expresión, sino con la libertad religiosa. Si usted, persona creyente, no me puede dar una explicación racional y empírica de sus creencias, ¿por qué yo no puedo expresar mi desacuerdo con su religión?

Las religiones solo deben ser toleradas en su papel poético/simbólico como explicaciones del mundo, pero deben ser activamente criticadas en cuanto abandonan este papel y comienzan a tener pretensiones políticas o científicas.

Ha recomendado un libro: Difícil tolerancia. Y parece muy interesante.

Hasta aquí la crónica de hoy. Por la tarde ha habido una interesante charla sobre los temas de Elorza y Savater.

El día es caluroso, con ese calor aplatanante del interior peninsular, las comidas en el NH para profesores y alumnos son estupendas, y The Dhimmi ya ha sido regalado.

8 comentarios:

  1. Esto ya es algo antiguo pero viene al caso:

    Los musulmanes que quieren vivir conforme a la ley Islámica Sharia fueron invitados a salir de Australia (2006)


    Algunas declaraciones del ministro australiano Peter Costello:
    aquí, aquí y aquí.

    ResponderEliminar
  2. >según Popper, si hay una teoría que lo explica todo (como es el caso de las religiones) y no puede ser desmentida, es falsa.

    Falso. En un caso tal, la teoría no es científica.

    ResponderEliminar
  3. Es más: las religiones, al menos la cristiana, no intentan explicarlo todo.

    Es más bien Savater el que pretende saberlo todo, y cuidadito con dudar de su infabilidad.

    ResponderEliminar
  4. Un ejemplo de imposible tolerancia:
    Un oso de peluche llamado «Mahoma»
    Detenida en Sudán una maestra británica que se enfrenta a seis meses de cárcel por permitir a sus alumnos poner el nombre del profeta a un muñeco


    Y un enfoque naturalista:
    The Moral Instinct
    By STEVEN PINKER
    en español (en 9 partes):
    Consideremos este dilema moral: Un tranvía descontrolado está a punto de atropellar y matara a un maestro. Usted puede desviarlo jalando la palanca, pero el tranvía pasaría por un tramo que enviaría una señal a una clase de niños de seis años dándoles permiso para bautizar a un oso peluche como Mohamed. ¿Es permisible jalar la palanca?
    Este no es un chiste. El mes pasado una mujer británica que enseña en una escuela privada en Sudán permitió que su clase bautizara a un oso peluche con el nombre del niño más popular del curso, que lleva el mismo nombre que el fundador del islam. Fue encarcelada por blasfemia y amenazada con una azotaina pública, mientras una turba reunida frente a la cárcel exigía su muerte. Para los manifestantes, la vida de la mujer tenía claramente menos valor que la maximalización de la dignidad de su religión
    [...]

    ResponderEliminar
  5. Las religiones no lo explican todo y pueden ser desmentidas.

    ResponderEliminar
  6. como dijo SAVATER: "a las religiones no hay que sacarlas de su lugar, es decir, de la poesia".

    ResponderEliminar
  7. Yo no tengo claro que Savater escriba (o diga) otra cosa que poesía.

    ResponderEliminar